Características

La madera en la construcción en España ha tenido una injustificada mala prensa en la última mitad del siglo pasado. No se debe olvidar que este material lleva miles de años sirviendo de base para viviendas en otros países con más tradición maderera: Canadá, EE.UU., Alemania, Austria, Finlandia, Islandia, Rusia, etc.

Desmerecer la madera como material de construcción es perder historia, conocimiento y renunciar a las infinitas posibilidades que ofrece para el desarrollo de proyectos sostenibles.

Nuestras construcciones constan de una parte prefabricada que transportamos y montamos en el terreno sobre el que vamos a edificar y de una parte de acabados e instalaciones que realizamos “in situ”: cimentación sanitaria, fontanería, electricidad, etc.

Es la estructura prefabricada con madera de abeto C-24, en paneles de distintos tamaños y espesores, la que nos diferencia de otros tipos de construcción

Los distintos paneles prefabricados para paredes y suelos, tienen en común las vigas interiores de madera, el material aislante de lana de roca y los paneles de pladur y cemento-madera que los cierran.

La utilización de éstos materiales en la estructura proporciona las siguientes características a nuestras casas:

  • Son saludables. La madera es un material que respira, que regula de forma natural la temperatura y la humedad del aire interior, proporcionando una agradable sensación de bienestar.
  • Reducen el estrés de sus habitantes al hacer la casa más silenciosa por las propiedades de absorción acústica de la madera.
  • Son resistentes al fuego y no colapsan como el hierro o el acero. La baja conductividad térmica de la madera unida a las características y tratamientos del resto de materiales hacen que la estructura resista un mínimo de 95 minutos la combustión.
  • Soportan bien los movimientos sísmicos gracias a la flexibilidad de la madera. La estructura estándar terminada soporta un nivel 6 en la escala de Richter, pero con refuerzos adicionales puede llegar a soportar hasta 9 puntos.
  • Son sólidas y resistentes ya que la madera es a la vez ligera y sólida, ofreciendo una gran resistencia mecánica. A esto se suma la resistencia que aportan las placas de cemento madera, capaces de soportar cargas verticales máximas de 406,5 kilos (pruebas realizadas en paneles de 12 mm de espesor).
  • Son muy duraderas. La madera de la estructura está tratada con productos que la protegen de insectos xilófagos y los paneles de cemento madera que la cubren, proporcionan una barrera contra hongos y mohos debido a su alta alcalinidad. Por lo que no necesita mantenimiento ni está expuesta a agentes externos.

Pruebas de ensayo sobre la capacidad de carga de los paneles de entresuelo han demonstrado que con una carga uniformemente distribuida soporta más de 990 kilogramos por metro cuadrado

Idiomas